Reflexiones alrededor de la importancia de la liquidez

Hace algunas semanas, Trinity Capital International recibió una invitación por parte de Reveal Niagara Business Magazine para escribir algunas reflexiones y consejos alrededor de la importancia del efectivo y consejos para optimizar el flujo del efectivo en las pequeñas y medianas empresas. A continuación, compartimos el texto que nuestro comité para este tema – compuesto por Omar González Pardo, Juan Camilo González y Mauricio Zuluaga – elaboró para esta publicación.

Liquidez, la verdadera resiliencia empresarial

Una de las citas más populares de Warren Buffett afirma: "Es sólo cuando se baja la marea que descubres quién estaba nadando desnudo". Hoy, cuando el mundo se enfrenta a una tormenta como consecuencia de la disrupción de la pandemia del COVID-19, la mayoría de las empresas, sin importar su tamaño, están luchando por no naufragar.

Los efectos sociales y económicos que se están produciendo actualmente son comparables con los de la Gran Depresión, que comenzó en 1929 y duró hasta finales de la década de los 30s. Esta vez, sin embargo, todo está sucediendo más rápido. En cuestión de días, la economía mundial cayó en recesión, como consecuencia de las cuarentenas y el distanciamiento social. El COVID-19 ha transformado rápidamente los hábitos de consumo que tardaron años en crearse. La nueva realidad está poniendo a prueba las capacidades de adaptación empresaria. Su futuro depende de que tan resilientes sean.

Tradicionalmente, la resiliencia se ha definido como "la capacidad que se tiene para recuperarse rápidamente después de algo desagradable". Hoy, su significado puede resumirse en una sola palabra: liquidez. Es la capacidad del negocio para cumplir con sus obligaciones lo que les permite ver el futuro con confianza. La falta de liquidez es un problema común entre las pequeñas y medianas empresas y según estudios recientes publicados por Bloomberg, la mayoría de ellas tuvieron suficiente flujo de caja durante un máximo de dos meses. Esta situación se convierte en una preocupación al analizar el papel desempeñado por las pequeñas empresas en la economía y el mercado laboral.

En Canadá, como sucede en la mayoría de los países, los mayores generadores de empleo son las micro, pequeñas y medianas empresas. Según datos oficiales, la economía canadiense ascendía a 1,18 millones de empresas empleadoras. De ellos, el 97,9% eran pequeñas empresas. Para un gran número de ellos, el acceso actual a la liquidez depende de fuentes externas, como reducciones de tipos impositivos, devolución de impuestos, créditos o subsidios.

El acceso al efectivo debe depender de las operaciones comerciales y de la gestión empresarial, y no de terceros. Las pequeñas y medianas empresas, incluidas las empresas startups, deben trabajar en su propia gestión de riesgo de liquidez. Esta es la mejor manera de ayudar a las pequeñas empresas a navegar la marea creada por el COVID-19, y prepararse para el mundo post-pandemia. Ahora es el momento de la acción, no simplemente para la reflexión. El presente es la oportunidad perfecta para empezar a trabajar en la gestión de la liquidez y aumentar la resiliencia empresarial.

5 pasos para liderar el ecosistema de las PYME 

Construir ahorro

No hay liquidez sin tener una cultura de ahorro. Los planes de gestión de crisis se basan en la prevención, y el ahorro es la mejor protección que una empresa puede obtener. Al mejorar las habilidades de gestión del dinero y cambiar los hábitos de gasto diarios, las organizaciones pueden marcar una gran diferencia. Los pequeños gastos (gastos hormiga) suelen subestimarse, pero cuando se consideran en su totalidad, tienen un gran impacto. Algunos estudios han revelado que esos pueden explicar hasta el 20% de los gastos de las oficinas y de las empresas. Al crear una cultura de disciplina y reservar un porcentaje de los ingresos - al menos el 10% de los ingresos netos mensuales - las pequeñas y medianas empresas pueden crear liquidez futura para eludir las dificultades. Para concluir, el punto clave para garantizar el acceso al efectivo (liquidez) es adoptar una estrategia de ahorro.

Estrategia a largo plazo

Antes de la pandemia, un plan de negocios habitual para una organización pequeña y mediana, solía cubrir el horizonte corto. Una perspectiva de dos meses solía ser el promedio. Hoy en día, es importante empezar a pensar en una planificación más a largo plazo y duplicar el tiempo que una empresa espera navegar sin ingresos.

Activos líquidos 

La conservación de los activos líquidos, aquellos que pueden transformarse en efectivo rápidamente, para servir de colchón en momentos difíciles, es más importante que nunca. Las cuentas por cobrar, los reembolsos de impuestos, entre otros, son instrumentos útiles cuando llega la urgencia del efectivo.

Línea de crédito de emergencia

El acceso al crédito es una manera rápida y buena de obtener liquidez para enfrentar tiempos difíciles. Es importante construir una sólida reputación para poder obtener préstamos fácilmente, basados en buenos registros. En este punto, la recomendación para las pequeñas empresas es comenzar a crear esa reputación en el sistema bancario, incluso si eso significa comenzar con una cantidad baja de préstamos que se devuelven rápidamente. Eso es sólo el principio, pero en el futuro, una línea de crédito de emergencia puede salvar un negocio.

Premios a la innovación

El ecosistema empresarial tiene una gran oferta de subvenciones. Cada año, los gobiernos locales y las organizaciones privadas buscan reconocer, a través de un incentivo monetario, a las pequeñas y medianas empresas que están afectando positivamente a la región del Niágara y al ecosistema de emprendedores canadienses. Esas subvenciones pueden marcar la diferencia y ayudar a los emprendedores a encontrar una nueva fuente de dinero en efectivo.

El papel principal de la gestión del riesgo de liquidez es evaluar prospectivamente la necesidad de fondos necesarios para cumplir las obligaciones y garantizar la disponibilidad de efectivo en condiciones normales y ante posibles alteraciones. Las crisis no son oportunidades per se, pero la forma como se enfrenten puede abrir grandes posibilidades. Tras la disrupción del COVID19, los países, las organizaciones y las familias están luchando por continuar. Sin embargo, esta situación nos ha traído una oportunidad única para la reinvención, una palabra muy de moda en estos días. Más allá de las nuevas ideas de negocio, una nueva forma de pronosticar el rendimiento de la empresa puede incluir un nuevo brote de pandemia como un riesgo potencial, y no hay una mejor vacuna en el mundo empresarial que la liquidez.

**Texto elaborado por con ideas de Omar González Pardo, Juan Camilo González y Mauricio Zuluaga Publicado en Reveal Magazine

https://medium.com/reveal-niagara-business-magazine/liquidity-6812eb6e81fd

Compartir publicación

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email